Don Quijote y Sancho: Dos formas de ver el mundo.

Estatua de Don Quijote y sanchoCervantes, en su obra maestra “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” nos mostró dos formas muy distintas de ver las cosas con sus dos personajes principales, Don Quijote y Sancho.

El primero, Don Quijote es un hombre enloquezido por su pasión por la literatura, en concreto los libros de caballeria los cuales, lo llevan al punto de recrear la vida de un caballero y vivir aventuras fantasiosas que crea el en su mente. No escucha a nadie, tan solo sigue lo que sus fantasias le hacen ver, he aquí la importancia de Sancho en la historia, es el polo opuesto de Don Quijote y tan solo se mueve por la promesa de gobernar una ínsula que su señor le hace.

Don Quijote es un hombre idealista, lo mueve las leyes de la caballeria, el código del honor, el valor y la valentia, sigue el código de la caballeria al pie de la letra . Cuando en la segunda parte la gente le crea la fantasia, el no se siente agusto e incluso comienza a tener algunas intervenciones lúcidas, su amor por la caballeria se vé reflejado en el final del libro cuando tiene que abandonar este oficio y acaba muriendo.

Sancho panza, es como ya dije antes el polo opuesto de Don Quijote, es un hombre materialista que lo único que lo lleva a abandonar su hogar y salir en busca de aventuras con Don Quijote es la promesa de la ínsula. És un hombre un poco corto pero astuto y aún y ver que su amo está loco, lo sigue, eso aporta que en la obra que se vea el contraste entre los dos personajes.  A Sancho le acaba por gustar su nueva vida llevandolo a que al final de la obra, cuando Don Quijote está muriendo el le pide que marchen juntos hacer de pastores y vivir nuevas aventuras, lo que muestra que en el fondo a Sancho le gustaba vivir aquellas aventuras alocadas en las que su amo lo metia.

Mi punto de vista es que Cervantes, con este juego de los dos personajes opuestos queria hacer una obra universal, cualquiera de nosotros se puede identificar con uno u otro de los personajes, en algún aspecto de nuestras vidas, lo cierto es que esa dualidad hace que la obra sea una obra de entretenimiento, y en gran parte moralizante puesto que nos hace reflexionar, y como ya he dicho puedes identificarte con alguno de ellos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.